lunes, febrero 16, 2015

Hipster post era hipster para dummies

Estoy en una fiesta donde hay unos cuadros ordenados como pin de Pinterest, una máquina de escribir roja de los 70’s, una docena de palomas hechas con papel y que cuelgan del techo. Volteo a ver a los presentes. Todos vestidos perfectamente para ser considerados “diferentes”.


No, no soy hipster ni pretendo serlo. La influencia de Kurt Cobain y demás músicos que hacían música buena a principios de los 90 han tenido más influencia que el catálogo de novedades de Spotify.


El “Come as you are” me hace pensar el: Ni pedo; soy este.



De hecho hay algunos aspectos con los que no puedo de la onda clasemediera hipster y que a continuación voy a enlistar:


Ropa rarita a costo de John Galliano


Cómo si no fuera suficiente las desgracias que vivimos en este país, la nueva generación disfruta con ponerse ropa chistosita o que le haga parecer empresario de 1920. No importa que tenga un teléfono que haga mil y una funciones su objeto más preciado es un reloj de bolsillo que lo hace ver “super outsider”.


Los pantalones que bien podrían pasar como prueba de un asesinato en a principios del siglo XX, ahora son lo más pedido y se paga como si lo hiciera John Galliano. Bueno, antes de los comentarios racistas por eso “no está padre”.


Las Feminazis Corona Capital


Cuando una mujer es feminista y lucha por abrir y mejorar espacios a la mujer merece todos mis respetos. En este país es muy difícil hacerlo y cuando las mujeres ejercen el poder terminan haciendo las mismas prácticas de los hombres. Por eso, cuando platico con una verdadera feminista me hace sonreir.


Pero mi rostro cambia todo cuando algunas salen a quejarse, principalmente en Facebook,  de la ineptitud del hombre (verón, machín, patan, entre otros) y se dicen indignadas por por algún comentario.


Bueno, hasta ahí todo va bien, pero todo cambia cuando en sus relaciones personales toman el rol de mujeres abnegadas y sumisas. Como si hubieran sido educadas bajo el modelo de la epístola de Melchor Ocampo.


¿Qué tal cuando critican a una mujer por ejercer su sexualidad? ¿O por la forma en la que viste?


La pose de estas se me hace mucho más peligroso que el comentario fuera de lugar de algún idiota.


Activistas cool de lentes de pasta.


En mi época de universitario quise involucrarme con “las causas” justas y luchar por un mundo mejor. Así que fui a Greenpeace y les dije que me quería enrolar. Pero la propuesta que me dieron era estar en los Mix Up pidiendo a medio mundo que diera su dinero para unos yuppies (Los que sí son Hipsters) hicieran lo que yo tenía ganas.


Afortunadamente desistí al momento.


Pero hoy día hay muchos “activistas” que por estar tan comprometidos con la causa son incapaces el nivel de prioridades que hay en este país. quieren dar tanta luz con el tema que manejan que al final quedan ciegos. Pero son el hit en las fiestas.


Los animalistas de la secta de Disney.


Son seres que debido a su baja autoestima proyectan su amor y satisfacciones hacia algún animal doméstico. Dicha acción hace que sientan “más feo” cuando un auto golpea a un perro que cuando le disparan a un ser humano.


Entre sus usos y costumbres, amparados por la ley de este país, está el pensar que sus mascotas son “sus bebés” y en ocasiones piensan que realmente les hablan. As seen on Lion King.


A ese tipo de animalistas, dignos de los creativos de una campaña del PVEM, hacen que levante la cabeza, gire hacia mi izquierda y emprenda mi camino a… donde sea.


Le expertise d' la musique


Como ahora está de moda ser raro buscando hacer las cosas cotidianas de los años 80’s y 90’s, los exquisitos de la música vuelven a escuchar sus discos en formato de vinil “por que se escucha tremendamente diferente y le da una textura diferente a la música”.


Así que, los de oídos castos prefieren gastar 800 pesos en un disco que en los años 90’s les hubiera costado 80 pesos. Si mis hipsters: el 10 por ciento que te sabletean en tu tienda de discos de confianza.


Los discos de acetato era el formato más barato y la mayoría no los quería porque se rayaban y no te daba status. Al final quedaban en una cinta virgen Maxwell de cromo que bien pasabas muchas horas grabando.


Hoy tener 20 mil canciones en un iPod es una maravilla. Pero disfrutar eso es tan mainstream.


Las canciones post 2012.


Las nuevas generaciones ya no quieren tener “Rock” en sus venas. Las guitarras estridentes, un bajo soberbio y unos tambores esquizofrénicos es algo tan fuera de lugar que al final todos terminan tocando como “hippies healty sufridores”.


Están muy ocupados en el “Roll” con balalaikas que recrean un ambiente campirano en un atardecer de mayo junto con una experiencia poética en donde usted va a sufrir, y sufrir, y sufrir por conflictos que bien se pueden arreglar en una charla normal en la caja de un sumesa (El Walmart hipster).


Yoga y metafísica socialmente aceptable


Las nuevas generaciones quieren creer en algo pero la idea judeo cristiana no es algo que les traiga, así que experimentar con otro tipo de culturas y seguir sus ritos espirituales está permitido.


Este grupo lleno de buena vibra, tan cercano a los templos exóticos y tan lejano a un texto de Martin Heidegger, gusta de hacer yoga para poder encuadrar sus chacras. Algunos que me sacan de onda siguen viviendo con sus padres y son incapaces de tomar una decisión seria en su vida.


Gluten free pliscisto


La mayoría de estos grupos critican de manera singular a las personas que se dedican a vender Herbalife pero al final tienen la misma filosofía de vida que la fuerza de ventas de la trasnacional: Me siento magnifico, ¡pregúntame cómo!


Este nicho social que lleva en su ADN el paradigma: tú eres lo que comes, le encanta comer tan sano que gasta hasta 3 veces lo mismo que puede comprar en una tienda normal y con una calidad similar.


Pueden entrar en conflicto existencial al comer una rebanada de pan con gluten que al final lo estabilizan con un churro de marihuana.


Así podría seguir con los masoquistas de #50ShadesOfGrey, Lectores Murakami Trade Mark, Críticos de cine post Emir Kusturica, etc, pero al final es sólo una opinión de una persona que no congenia con ese tipo de mentalidad pero, como diría Bora: Yo respeto.


Al final yo no puedo ser Hipster: no soy hijo de papá rico, estoy medio calvo y mi edad me hace que entre en otra categoría.

Pero si usted se siente identificado con cada uno de estos grupos no se preocupe. Es lo más normal en una sociedad que está ávida de estereotipos. Todos tenemos uno. No importa que tan diferente se quiera ser.


jueves, enero 08, 2015

La vecina vidente

Vivir en un edificio de departamentos en el Distrito Federal te permite convivir con gente extraña a la que jamás invitarías a tu casa a convivir un viernes por la noche por más sólo que te encuentres en tu vida.

Este es el caso de la vecina del primer departamento de la entrada del edificio. Una mujer de unos 45 o 50 años que es aficionada a los artilugios esotéricos y que siempre con una ansiedad que sólo puede calmar un cigarro sin filtro.

La mujer, que no tienen ni idea de las redes sociales o cualquier otra cosa que tenga tenga que ver con internet, tiene como política involuntaria el tener, por lo menos, 3 tonos de color en su cabello maltratado por la nicotina y la poca ventilación a la que se somete en su departamento.

Pero no todo es negativo con la vecina ya que ella le entra a la brujería blanca de manera profesional. en la entrada de su casa se puede ver un pequeño espejo y un tridente rumbo al oeste que le ayuda a las malas vibras.

Amante de los animales, tiene 3 gatos y un perro que le dan un buqué singular a sus 75 metros cuadrados recién remodelados gracias a un préstamo que recibió de parte de un "amiguito" de la delegación gracias a una limpia que le había hecho.

Hoy por la mañana salte de las escaleras para tratar de recuperar algunos segundos a mi acostumbrado retraso matinal, cuando me encuentro el pasillo de la entrada lleno de tierra. Al final se encontraba la vecina atrás de una maceta buscando algo en su interior.

-Buenos Días vecina ¿Todo bien?
- Feliz año vecino. Lo veo diferente. 

El recibir esa aseveración de la mujer que trabaja como bruja me dio la impresión de que por fin se habían cumplidos sus deseos y ahora tenía cara de sapo con arrugas. 

- Espero que no me vea tan jodido.
- Claro que no. Pero siento que algo le va a cambiar en su su vida. Siento mucha energía.
- Pues muchas gracias por que necesito una ayuda pronta.

A, ver sus uñas llenas de tierra  y una franja de negra en su frente, no pude más que preguntar la razón del desmadre que había provocado en el pasillo común.

-¿Qué está haciendo con esa maceta?
-Le estoy quitando todas las cosas malas que me dejan los vecinos del departamento de arriba. Ellos son adoradores de la Santa Muerte y es peligroso. Así que este año quiero que se vaya todo lo negativo de mi vida y voy a poner unos duendes para que me vaya mejor y no me perjudiquen.

Tras recibir tal respuesta no pude más que decir: "Ah. Bueno vecina me tengo que ir a trabajar. Espero que pueda repeler toda esa melcocha mal vibrosa".
- No se preocupe. También estoy pidiendo por usted. Va ver que se va a sentir diferente

Tras tal afirmación no me quedó más que dar las gracias, dar un paso a mi derecha y abrír la puerta principal para salí corriendo al metro para coger el último asiento disponible del Metro.

Al llegar a mi lugar de trabajo me preguntaron: ¿Que te trajeron los reyes magos?
- "Un pasillo lleno de tierra, una vecina loca y puras buenas vibras.".

martes, diciembre 23, 2014

Desperdiciando los años nuevos (I'm the One)

Una vez me dijo una persona que la celebración del año nuevo servía para renovar las esperanzas y para tener la flamante oportunidad de de comenzar a escribir en una hoja nueva y limpia, pero con los años esta fecha me hace recordar que cada vez me quedan menos hojas a esta libreta llamada vida.

Al hacer un recuento de lo que he escrito en estos años de mi vida he llegado a la conclusión que, hasta este momento, mi vida es una ironía plagada de errores y que me hacen recordar que sólo soy un perdedor más haciendo lo que mejor sabe hacer: levantarse después de morder el polvo.

Al ver las diferentes etapas por las que he tenido que caminar a lo largo de estos años no queda más que reirme, suspirar, llorar, extrañar y levantar la vista.

Desde el principio de mis historias se puede ver que hay personas que apuestan en mi contra, pero al poco tiempo se arrepienten. No por que pierdan su inversión, sino por que simplemente yo tengo mi propia competencia.

Entre las líneas se puede ver que lo que para muchos era una derrota humillante y con sendos rasgos fatídicos, al final resultó el mejor resultado para que saliera ganando por otro lado.

Los curioso es que cada vez que que pensé que había ganado, pude voltear y darme de cuenta que en realidad no había logrado nada y que al final seguía desnudo caminando en este mundo y gastando las hojas de mi vida.

¿Cómo las gaste? Venciendo mis miedos, conociendo amigos, perdiendo la confianza de otros, poniendo valor en lo que no lo tenía, conociendo la belleza en donde nadie la buscaba, creando momentos mágicos, y dejándome llevar por la casualidad para encontrar nuevos horizontes.

Así que en los finales de este año puedo ver que a lo largo de esta historia no soy más que un hombre con suerte (mucha suerte)  y que, hasta el momento, se podría definir con un título: La vida poca madre del mejor perdedor del mundo.


jueves, noviembre 06, 2014

Empatía: la otra desaparecida

Estoy frente a los dirigentes del principal partido político de izquierda en el país y que son responsables de haber puesto a un presidente municipal ligado al narco a cambio de muy buenos billetes.


Con el cabello recién pintado, el que funge como líder fáctico de esa simulación de izquierda asegura que hay una serie de descalificaciones en contra de su partido por medio de los periódicos y espacios noticiosos.


Lo que no se han dado cuenta que es que esa campaña mediática montada en su contra está basada en hechos reales totalmente comprobables.


Lo mejor es cuando sale uno de sus ex Presidentes Nacionales que hace unos días salió de Ciudad Universitaria empujado por un grupo de unas decenas de estudiantes que le gritaron una y otra vez “asesino”.


Con todo y su peinado de queso Oaxaca envuelto en un traje de caballero, de esos que los de recursos humanos se basan para decidir las habilidades de los aspirantes, el izquierdista llamó “radicalitos” a los que los increparon.


Ante esa falacia de izquierda política no me quedó más remedio que voltear a ver a una reportera con una falda bien ajustada y lentes que mostraban la intelectualidad según el fan de Murakami.


Tras dar unos pasos a la derecha, pude quedarme a unos centímetros de ella y ver el micrófono dibujado en la pantalla de su celular, mientras su cuello se movía de un lado a otro buscando un refugio del estrés.


Los entacuchados indignados hicieron relevos. en esta ocasión pensé que dirían algo a los padres de los normalistas desaparecidos de #Ayotzinapa. Un signo que mostrara algo de empatía con los padres de los estudiantes. algo que ayudara al dolor que vive esta nación.


Pero no fue así. Lo único que escuchamos es un reclamo a 2 periódicos de circulación nacional para decir que ellos no habían rentado ni una grúa de los ahora “espurios proveedores de maquinaria”.


Al finalizar salen como amigos de primaria y se felicitan el uno al otro por el gran trabajo realizado en la conferencia de prensa. De los padres afectados no se habla.

Volteo a ver a la reportera. Me sonríe y sale caminando del salón meneando las caderas lo suficiente para acentuar su figura sin ser vulgar. Las endorfinas me lo confirman.

Keroseno!!! por @Correarules

Periodista. When you have to choose between truth and legend, ... I say choose the legend... Tony Wilson