sábado, abril 18, 2015

Kendall Jenner para la Revista GQ; aplausos totales

Las nalgas de Kim Kardashian me tienen hasta la madre. La mujer que supera el número de operaciones estéticas a la de sus años (nació en 1980) aparece en mis redes sociales, televisión, revistas y hasta folletos de comida rápida.
Así que cada vez que veo su trasero tipo “dogo” sonorense (Al que Kanye se encarga de ponerle el estra cheese weeze #ElGaaaas) mi líbido comienza a bajar hasta que salgo volando de la redacción como si fuera un ángel eunuco.
Así que, por mi salud mental y fisiológica, hice que quitaran cualquier cosa que viniera con la etiqueta o nombrara a Kim Kardashian y así eliminar cualquier cosa que estuviera ligada a ese clan tan perverso.
Pero mi ordenador tuvo una fuga de información y por azares del destino llegó a mi su media hermana Kendall Jenner: mujer altísima, de ojos encantadores, piernas eternas y una estatura que sería la envidia del 99.4% de las mexicanas.
La chica parece perfecta pero su familia se vino abajo cuando su padre decidió cambiarse de sexo para liberar a la mujer que duerme en ese cuerpo de hombre. Tal vez esa sea la razón más fuerte por la que anda con Justín Bieber. Ya saben, las chicas buscan una pareja parecida a su papá.
Pero volvamos a lo que nos interesa. La chica que tiene apenas 19 años, no puede comprar una cerveza de manera legal ( aunque por la fama y fortuna que tiene manda a alguien a comprar sus Miller Light desde los 9 meses de nacida) llegó a los lentes de la Revista GQ y nos dejó este video lúdico.
Apuesto a que cuando terminarán de ver este material terminarán aplaudiendo como focas.

viernes, abril 03, 2015

Break de Semana Santa

Son días santos y lo único que se me ocurre es quedarme una hora más acostado en la cama con la finalidad de poder vaciar un poco del estrés que mantienen a mi hombro izquierdo como una roca.

Quería quedarme dormido unas 12 horas más, pero el dolor de los riñones y la vejiga a punto de explotar hacen que salte de la cama para empezar mi jornada.

La respiración se me corta y empiezo a ahogarme mientras la espalda baja comienza a ensancharse en el intento de ingresar una gran bocanada de aire. Como si mis pulmones estuvieran arriba de mis nalgas.

Después de un rato empiezo a ver las noticias. No hay mucho. Lo más curioso es todo el desmadre que hizo David Korenfeld para meterse en honduras. Como si superpoder en las últimas horas era moverse lo más parido posible en arenas movedizas.

Me hago un té y comienzo a trabajar en el proyecto que me tiene entusiasmado y con las ojeras de mapache. Después de 5 horas me meto a bañar para acudir al Cielito Lindo para ponerme al día con una amiga.

Tras tomar un chocolate con chile y ver lo bien que se siente con su nuevo trabajo, no me queda más que empezar a relajarme y convencerme que lo mejor que puede hacer una persona es creer en uno mismo y convencerse que puede estar en un lugar mejor. 

Caminé a un centro comercial mientras la lluvia coqueteaba con volver a caer de manera artera. Parecía que había muy buenas ofertas de cosas que realmente no necesito. Lo único que hizo que mi cartera se abriera de par en par fue un puesto de tacos en donde le pude poner complementos que iban desde el chicharrón seco hasta los aderezos de dudosa procedencia.

Regresé a casa y al caminar por las calles empapadas de la colonia, se podía ver un poco de bruma a lo lejos. Caminé por las calles escuchando a Gorillaz. 

Pruebo con otra bocanada de aire. Me doy cuenta que la mejor forma de tener ideas frescas es cambiar tus hábitos y experimentar algo nuevo. Un café con alguien con quien no habías platicado; ver un montón de productos y personas añorándolos o terminar en un puesto callejero y probar  los mejores tacos de los últimos 6 meses.

Me paro frente a la fuente con las luces de led moradas. Paso la mano derecha por mi hombro  izquierdo para masajearlo. Esta menos tieso. Aún así se sigue sintiendo como una piedra.

jueves, marzo 19, 2015

Entre disparos te veas

  • Patrón, recuerda mucho esta redacción por que como esta no hay muchas.
  • ¿Por qué Patrón?
  • Por que no hay grillas y todos jalan para el mismo barco.


Es lo que me dijo un jefe de redacción al que le tengo mucha estima y lo tengo entre mis amigos que me supo orientar junto con el director de ese mismo diario.


Recuerdo la mesa de redacción en donde muchas veces hablábamos de cómo meter una nota que dijera lo que estaba pasando pero sin que le doliera a los intereses de cierto diario. Entre risas y creatividad muchas veces nos peleamos por una espacio mayor o el enfoque de la nota. Si te tocaba perder aceptabas y no había problema. Si te tocaba ganar hacía labor de sanación.


Al final no era por egos: era por presentar una mejor información.


Recuerdo que una vez nos iban a correr a todo el equipo por una publicación que criticaba una elección del PRI. La pistola estaba en la frente de cada uno de los que participamos en el gráfico que molestó tanto a los altos dirigentes.

Ya nos veíamos sacando las latas de atún y recibiendo las llamadas del Call Center de algún banco para cobrar los adeudos de las tarjetas de crédito mientras nuestros dependientes económicos morían de anemia por inanición.


Cuando esperábamos que soltaran el tiro de gracias laboral, salió una publicación fuerte del semanario Proceso, lo que desvió la atención y nos permitió trabajar unos meses más con la misma rutina de lucha.


Hoy MVS disparó en la cabeza al equipo de Carmen Aristegui, lo cual habla de que en este país la libertad de expresión es un buen chiste que se platica el 7 junio y que algunos políticos ocupan para felicitarte en redes sociales. Como cuando felicitan a las hembras en el Día Internacional de la Mujer por ser mamás.


La libertad de expresión existe para poder gritar a tu equipo en un estadio de futbol, opinar en Twitter sobre los programas de entretenimiento de TV, criticar a los políticos de medio pelo para bajo y mentarle la madre al banco por un cobro no reconocido. Pero las noticias fuertes no tienen cabida en los medios fuertes.


Los únicos que van a sobrevivir en este oficio son los que alaben más a los hombres en el poder que los que quieran hacer el periodismo que vale: el contar lo que los poderosos no quieren.

¿Seré parte de eso eternamente?

Mientras medito sobre mi futuro mando un abrazo a todos los periodistas que perdieron su trabajo por tratar de hacer de esto un mejor país y un trabajo profesional.

lunes, febrero 16, 2015

Hipster post era hipster para dummies

Estoy en una fiesta donde hay unos cuadros ordenados como pin de Pinterest, una máquina de escribir roja de los 70’s, una docena de palomas hechas con papel y que cuelgan del techo. Volteo a ver a los presentes. Todos vestidos perfectamente para ser considerados “diferentes”.


No, no soy hipster ni pretendo serlo. La influencia de Kurt Cobain y demás músicos que hacían música buena a principios de los 90 han tenido más influencia que el catálogo de novedades de Spotify.


El “Come as you are” me hace pensar el: Ni pedo; soy este.



De hecho hay algunos aspectos con los que no puedo de la onda clasemediera hipster y que a continuación voy a enlistar:


Ropa rarita a costo de John Galliano


Cómo si no fuera suficiente las desgracias que vivimos en este país, la nueva generación disfruta con ponerse ropa chistosita o que le haga parecer empresario de 1920. No importa que tenga un teléfono que haga mil y una funciones su objeto más preciado es un reloj de bolsillo que lo hace ver “super outsider”.


Los pantalones que bien podrían pasar como prueba de un asesinato en a principios del siglo XX, ahora son lo más pedido y se paga como si lo hiciera John Galliano. Bueno, antes de los comentarios racistas por eso “no está padre”.


Las Feminazis Corona Capital


Cuando una mujer es feminista y lucha por abrir y mejorar espacios a la mujer merece todos mis respetos. En este país es muy difícil hacerlo y cuando las mujeres ejercen el poder terminan haciendo las mismas prácticas de los hombres. Por eso, cuando platico con una verdadera feminista me hace sonreir.


Pero mi rostro cambia todo cuando algunas salen a quejarse, principalmente en Facebook,  de la ineptitud del hombre (verón, machín, patan, entre otros) y se dicen indignadas por por algún comentario.


Bueno, hasta ahí todo va bien, pero todo cambia cuando en sus relaciones personales toman el rol de mujeres abnegadas y sumisas. Como si hubieran sido educadas bajo el modelo de la epístola de Melchor Ocampo.


¿Qué tal cuando critican a una mujer por ejercer su sexualidad? ¿O por la forma en la que viste?


La pose de estas se me hace mucho más peligroso que el comentario fuera de lugar de algún idiota.


Activistas cool de lentes de pasta.


En mi época de universitario quise involucrarme con “las causas” justas y luchar por un mundo mejor. Así que fui a Greenpeace y les dije que me quería enrolar. Pero la propuesta que me dieron era estar en los Mix Up pidiendo a medio mundo que diera su dinero para unos yuppies (Los que sí son Hipsters) hicieran lo que yo tenía ganas.


Afortunadamente desistí al momento.


Pero hoy día hay muchos “activistas” que por estar tan comprometidos con la causa son incapaces el nivel de prioridades que hay en este país. quieren dar tanta luz con el tema que manejan que al final quedan ciegos. Pero son el hit en las fiestas.


Los animalistas de la secta de Disney.


Son seres que debido a su baja autoestima proyectan su amor y satisfacciones hacia algún animal doméstico. Dicha acción hace que sientan “más feo” cuando un auto golpea a un perro que cuando le disparan a un ser humano.


Entre sus usos y costumbres, amparados por la ley de este país, está el pensar que sus mascotas son “sus bebés” y en ocasiones piensan que realmente les hablan. As seen on Lion King.


A ese tipo de animalistas, dignos de los creativos de una campaña del PVEM, hacen que levante la cabeza, gire hacia mi izquierda y emprenda mi camino a… donde sea.


Le expertise d' la musique


Como ahora está de moda ser raro buscando hacer las cosas cotidianas de los años 80’s y 90’s, los exquisitos de la música vuelven a escuchar sus discos en formato de vinil “por que se escucha tremendamente diferente y le da una textura diferente a la música”.


Así que, los de oídos castos prefieren gastar 800 pesos en un disco que en los años 90’s les hubiera costado 80 pesos. Si mis hipsters: el 10 por ciento que te sabletean en tu tienda de discos de confianza.


Los discos de acetato era el formato más barato y la mayoría no los quería porque se rayaban y no te daba status. Al final quedaban en una cinta virgen Maxwell de cromo que bien pasabas muchas horas grabando.


Hoy tener 20 mil canciones en un iPod es una maravilla. Pero disfrutar eso es tan mainstream.


Las canciones post 2012.


Las nuevas generaciones ya no quieren tener “Rock” en sus venas. Las guitarras estridentes, un bajo soberbio y unos tambores esquizofrénicos es algo tan fuera de lugar que al final todos terminan tocando como “hippies healty sufridores”.


Están muy ocupados en el “Roll” con balalaikas que recrean un ambiente campirano en un atardecer de mayo junto con una experiencia poética en donde usted va a sufrir, y sufrir, y sufrir por conflictos que bien se pueden arreglar en una charla normal en la caja de un sumesa (El Walmart hipster).


Yoga y metafísica socialmente aceptable


Las nuevas generaciones quieren creer en algo pero la idea judeo cristiana no es algo que les traiga, así que experimentar con otro tipo de culturas y seguir sus ritos espirituales está permitido.


Este grupo lleno de buena vibra, tan cercano a los templos exóticos y tan lejano a un texto de Martin Heidegger, gusta de hacer yoga para poder encuadrar sus chacras. Algunos que me sacan de onda siguen viviendo con sus padres y son incapaces de tomar una decisión seria en su vida.


Gluten free pliscisto


La mayoría de estos grupos critican de manera singular a las personas que se dedican a vender Herbalife pero al final tienen la misma filosofía de vida que la fuerza de ventas de la trasnacional: Me siento magnifico, ¡pregúntame cómo!


Este nicho social que lleva en su ADN el paradigma: tú eres lo que comes, le encanta comer tan sano que gasta hasta 3 veces lo mismo que puede comprar en una tienda normal y con una calidad similar.


Pueden entrar en conflicto existencial al comer una rebanada de pan con gluten que al final lo estabilizan con un churro de marihuana.


Así podría seguir con los masoquistas de #50ShadesOfGrey, Lectores Murakami Trade Mark, Críticos de cine post Emir Kusturica, etc, pero al final es sólo una opinión de una persona que no congenia con ese tipo de mentalidad pero, como diría Bora: Yo respeto.


Al final yo no puedo ser Hipster: no soy hijo de papá rico, estoy medio calvo y mi edad me hace que entre en otra categoría.

Pero si usted se siente identificado con cada uno de estos grupos no se preocupe. Es lo más normal en una sociedad que está ávida de estereotipos. Todos tenemos uno. No importa que tan diferente se quiera ser.


Keroseno!!! por @Correarules

Periodista. When you have to choose between truth and legend, ... I say choose the legend... Tony Wilson